criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    MI AUDITOIRIA PERVERS..
    Resident Evil 3
    SMS
    La Jubilacion
    Aún tengo esperanza.
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > OtrosMi hermana

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 17 de Febrero del 2006

Desde entonces este relato ha sido leido 3,908 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 16 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Otros
  Titulo:

Ese fin de semana nos habíamos quedado solos en casa mi hermana y yo. Era la época de exámenes finales en la universidad y ambos nos habíamos quedado para estudiar mientras nuestros padres se habían ido a la casa de la playa. Aquel fin de semana mi hermana a mi hermana se la veía triste y callada. La verdad es que la pobre había cortado con su novio hacía un mes y además estaba muy preocupada por los exámenes, era su primer año en la facultad y no parecía que consiguiera aprobar ninguna asignatura, por lo que temía que la echaran. Como buen hermano mayor, decidí tomar cartas en el asunto y charlé con ella sobre el tema. Lo típico, darle ánimos, decirle que todo saldría bien y tal. Ella soltó un par de lágrimas y pareció desahogarse un poco de lo mal que lo estaba pasando. Una vez hube acabado mi discurso ella me dió las gracias y me abrazó. Sé que suena espantoso, pero tuve una erección con ese abrazo. El sentir el cuerpo de mi hermana apretado contra mí me excitó. Hubiera querido que ella no lo advirtiera pero se dio cuenta, se sonrió, miró hacia abajo y se marchó a su cuarto con una sonrisa en los labios. Aquella noche estaba sentado en el sofá viendo la tele un rato antes de acostarme. Mi hermana entró en el salon vestida con un ligero camisón y se recostó en el otro extremo del sofá. Sin querer recordar el incidente anterior, y sí la charla que habíamos tenido, le pregunté: -¿Tienes mejor el ánimo? -Sí, aunque no tan alto como tú antes.-respondió mirándome con una sonrisa picarona. Quise ignorar el comentario y seguir viendo la tele, pero no se le ocurrió otra broma que alargar el pie y empezar a toquetear con él mi entrepierna. -¿Quieres estarte quieta?-le dije. Ella siguió jugueteando y sonriendo mientras me miraba, así que me senté sobre ella y le sujeté los brazos. -¿A ti te haría gracia que me pusiera yo a toquetearte ahí?- le espeté. -No te atreverás.-me respondió desafiante. Entonces no sé porque lo hice, quiero pensar que para darle una lección y demostrarle que no se jugaba conmigo, le solté un brazo y le levanté el camisón. Ella no hizo ningún esfuerzo por impedirlo. Simplemente repetía: -No te atreverás. Le acabé bajando las bragas hasta las rodillas y acto seguido introduje todos los dedos de mi mano izquierda menos el pulgar hasta su vagina y empecé a moverlos dentro de ella. Pero ella no se sorprendió ni se molestó. Empezó a retorcerse, buscando una posición que le excitara más, y así estuvimos no sé si fueron segundos, minutos u horas. Mi mano dentro de ella y ella agitándose y gimiendo. Al cabo de un rato sentí que mi mano se mojaba y la saqué. Me levanté y me marché del salón sin mediar palabra. Mi hermana quedó allí, recostada en el sofá, con la mirada perdida hacia el techo. Entré en el baño para lavarme la mano, pero antes sentí una tremenda y malsana curiosidad y me introduje dos dedos en la boca. Mi hermana tenía un curioso sabor dulce...


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.