criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    El arbol maldito (pes..
    MI VIDA
    leti y los tios bueno..
    MI AUDITOIRIA PERVERS..
    Resident Evil 3
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  eroticos > HeteroCon Mi Tio

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 09 de Septiembre del 2003

Desde entonces este relato ha sido leido 2,224 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 11 votos.

Los visitantes han dejado escritos 7 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: eroticos > Hetero
  Titulo:

Me llamo Marisela le voy a relatar algo que me sucedió cuando yo tenía 16 años, algunos fines de semana los pasaba con mi tía Estela, hermana de mi mama, su esposo mi tío Eduardo y mi prima, Analia que además de prima era mi mejor amiga y confidente, a la que le contaba todo. Éramos inseparables y no existía ningún secreto entre nosotras. Hasta un fin de semana que existió un secreto. Mis tíos tenían una casa en la playa a la cual siempre me invitaban y pasaba los fines de semana con ellos. Mi tío era un importante ejecutivo de una empresa de publicidad, y para la edad que tenía estaba muy bien conservado y aparentaba cinco o diez años menos. Él era muy buenmoso, simpático y muy agradable, y a mí me trataba con mucho cariño, como si fuera su otra hija. A pesar de ser tan atractivo yo solo lo veía como mi tío. Un fin de semana de los que fui a su casa de playa, nos paso lo siguiente: Era Sábado como nos fuimos el viernes en la noche a la casa de playa como salimos muy tarde y no habíamos llevado provisiones, mi prima me despertó muy temprano por que quería ir al pueblo de compras con mi tía. Yo estaba cansada por que la noche del viernes la pasamos en vela hablando de nuestros respectivos novios y de los que hacíamos con estos y la dije que se marchara ella con su madre, que yo seguiría durmiendo. Ella y mi tía se fueron y yo me quedé en la cama. No pude volverme a dormir, y me quedé tumbada en la cama boca abajo descansando. Como hacía calor, yo me acosté en sostenes y unas tangitas tipo hilo dental de encaje negro transparente que deja ver casi todo. A la media hora, subió mi tío a la habitación y preguntó muy bajito por Analia. Yo me hice la dormida, él me susurró: ¿Estas dormida? Yo no dije nada, pero mi tío no se fue. Cual fue mi sorpresa, cuando él apartó la sábana de mi cuerpo con mucho cuidado, dejando mi culito al aire. El corazón me dio un vuelco, pero yo seguía haciéndome la dormida muy bien. Pasaron dos o tres minutos quizá mas, en que él tuvo que estar recreándose con mi culo, y viendo mis tangitas que no dejan nada a la imaginación, en las cuales se resaltaban mis nalgitas redonditas, paraditas y duritas. Noté como él se recostaba en la cama, y pasaba suavemente su mano por mis piernas. Aquello me excitó, pero decidí seguir sin hacer ruido. Él se fue acercando más a mí hasta que noté su paquete hinchado cerca de mi culito. Yo me moví un poco hacia atrás para notarlo mejor. Él entonces empezó a frotarse contra mí de manera muy suave. Aquello me puso a millón, pero seguía haciéndome la dormida. Procedió a bajarse los shores, mientras que con una mano pasó de acariciarme el muslo a pasar su mano por debajo de mis tangitas, comprobando mi humedad. Después metió su verga bajo mis tangitas notando su contacto en mi culo pero sin meterla. Comenzó a subir y bajar por los exteriores de mi ano mientras que me metía un dedo en mi vagina la cual estaba vuelta sopa. Yo empecé a gemir suavemente, aunque ya él advirtió que yo no estaba dormida. Él, me quitó despacio las tangitas con sus dientes esto me puso a millón, ya no estaba fingiendo estar dormida, me le abalance y busque su boca nos dimos un super beso,- Que beso más rico – Me sentía en las nubes, vi su gran instrumento, estaba a millón grandote con las venas a punto de estallar y la cabeza brillante, sentía que mi vagina palpitaba y sentía un vacío en mi estomago, mi deseos era muy grandes y no los podía controlar, me quite los sostenes y le ofrecí mis senos, que son grandes y muy hermosos, para que los chupara, con su lengua empezó a juguetear con mis pezones, que al instante se erectaron, los lamía muy suavemente, y le daba pequeños mordiscos. Luego me los chupo, que rico se sentía sus labios su lengua y su saliva en contacto con mi piel. Yo estaba realmente excitada, y ahora mis gemidos eran mas fuertes. Con su lengua fue bajando por mi abdomen, hasta llegar a mi Vagina, me pasaba la lengua alrededor de mi rajita. Su cara se metió entre mis muslos, haciéndome desear que me comiera la cuca. Hacía círculos con su lengua alrededor de mi monte de Venus y yo le suplicaba: - Tío qué gusto me das... Chúpame, cómeme... Ya no puedo más... Alzó la mirada, me sonrió y no me hizo esperar más. Sus labios rozaron mi rajita y su dedo acariciaba mis ingles, mi culo... Su lengua se abrió camino en mis labios vaginales en busca de mi "botoncito". Me estaba dando un placer enorme chupando mi húmeda vagina, llenándome con sus besos, sus caricias y sus chupeteos. Cuando su lengua llegó al clítoris, hizo que mi cuerpo se estremeciera de gusto. A partir de ahí una y otra vez sentía el palpitar de mi corazón acentuándose en mi sexo y él no dejaba de chuparme. Le agarré la cabeza y apretando mis piernas contra su cara, comencé un movimiento acompasado de mis caderas hacia su cara sintiendo cómo me estaba comiendo la cuca... Tuve un orgasmo intenso, alucinante. Después de haberme corrido, él no dejó de chuparme, lo que seguía produciendo en mí un gran placer. Le sonreí. Nos besamos de nuevo. Luego me ordeno que me volteara -Mmmm, mi amor, que culo tan rico, me encantas, pega bien las tetas al colchon, páralo mucho. le obedecí, me daba un poco de vergüenza estar en esa posición, mostrándole a mi tío mi agujero más secreto, pero era tal mi exitacion que la obedecía gimiendo. -así?, así te gusta?- -si mi amor, páralo bien, me encantas- podía escucharlo, le encantaba estar entre mis nalgas olfateandome, dándole largas lamidas a mis nalgas, las recorría enteras con la lengua, podía sentir el fresco en ellas cuando me dejaba su saliva embarrada. me estaba lamiendo la vagina delicioso, me suspiraba en ella, podía escuchar sus lamidas y mis jugos ecurriendose. de vez en cuando él le daba una pasada con la lengua a mi ano. aaaam, que culo tan rico tienes sobrina, me calientas- -quiero lamerte el ano- -quieres?, te gusta mi hoyo?- -si, te lo voy a lamer, damelo- diciemdo esto me separo las nalgas y empezó a lamerme el huequito con fuerza. tratando de penetrar con al lengua. me estaba encantando. -me encanta tu culo, me exita, aflojate, abrete las nalgas- yo me las abria con ambas manos, le dejaba a ella hacer de mi hoyito lo que sus instintos le pidieran. lo estaba dilatando con la lengua, se me estaba abriendo, sentía como el aire de su respiracion estaba dentro de mi tunel. -te gusta? si tío, asi, chupame el ano, asi, mas, mas- Practicamente me dio una rica cogida con su lengua. -aaam, me encanta- decia entre lamidas- estas tan rica. -como hueles mi putica, me enloquece- y me metía un dedo en el ano ya dilatado y se lo llevaba a la cara para olerlo. -te gusta tío?- -dame mas, sigueme chupando- al mismo tiempo que me arqueaba mas para abrir mas mi culo. me recorria entre las nalgas con toda la lengua, que sensacion tan placentera. -que sabroso culo tienes, me enloquece, eres mi puta?- -si, soy tu puta, me gusta lo que me haces, sigue asi- sin darme cuenta estaba toda empapada, acabe por otra vez,. me tire al suelo con esa rica sensacion de los orgasmos aun en la barriga. mire a mi tío, tenia la cara empapada de mis jugos, se acerco a mi y empezamosa besarnos, podía saborearme y olerme de su cara. me metia la lengua profundo en la boca, y yo se la mamaba como se mama un pene. su sabor era salado, se sentía viscosa, sabrosa, me encantaba, respiraba de su aliento, que rica mañana. - Mi turno -le dije cambiando de posición, colocándole tumbado en el colchon. Ya había visto su instrumento y estaba impaciente por tenerlo entre mis piernas. Me arrodillé frente a él, tumbado como estaba en, su pene erecto como el asta de una bandera. Lo agarré por la base y con la punta de mi nariz comencé a subir por aquel falo rozándole muy suavemente desde los huevos hasta el glande. Eché su piel hacia atrás y le di un besito en la punta. Mi tío dio un pequeño gemido y yo le solté haciéndole esperar ansioso el momento comerzar a comerle su rico pene. Me levanté y me quedé observando su cuerpo. Mi tío estaba muy bueno, con un cuerpo bien cuidado. Allí estaba, tumbado, completamente a mi merced y estaba esperando que yo actuase. Me pare empece acariciando mis caderas y apretando mis pechos entre mis manos al tiempo que mojaba mis labios. Aquel espectáculo le gustaba y empezó a masturbarse. Me agaché y cambié su mano por la mía haciéndole un lento masaje en la piel de su pene. Le abrí las piernas y con mis tetas empecé a rozar sus pies, sus muslos, rocé suavemente su pene y subí con mis pezones dibujando su cuerpo hasta ponerle las tetas en la cara. Después saqué mi lengua y, empezando por la frente, fui de vuelta hacia abajo lamiendo su cara, sus labios, su cuello, su pecho, su ombligo, el interior de sus muslos hasta llegar a sus tobillos, de regreso a sus huevos que lamí suavemente y recorrí aquel falo. - ¿Qué haces? -me preguntó alarmado. - - - ¡Chssssss! -le contesté llevando mi dedo índice a sus labios. Me coloqué de pie con las piernas abiertas, sobre él, a los dos lados de su cintura y comencé a hacerle un baile sensual agachándome hasta casi rozar su erecto pene, pero sin tocarlo, cosa que le volvía loco, pues estaba deseoso de cogerme. Sudaba y temblaba con una enorme excitación. Me coloqué en cuclillas sobre él, le agarré por la base del pene y con la punta hice dibujos entre mis muslos. Él cerraba los ojos y me suplicaba. - Quiero cogerte. Vamos, vamos, quiero metértela ya... Yo le hice rabiar un poco más y volví a levantarme. Me di la vuelta y, con las piernas abiertas como antes, bajé ofreciéndole mi espalda y con mi culo rocé su pene, una y otra vez. Con mis afiladas uñas arañaba suavemente sus muslos. Yo me iba calentando más y más. Me volví de nuevo sobre él y lentamente acerqué la punta de su pene a mi rajita siguiendo por mi vello púbico, por mis ingles... Mi tío estaba desesperado y su cuerpo se arqueaba. Su cara y sus palabras lo suplicaban. Yo tambien queria sentir dentro a ese maravilloso pene, tuve que hacer esfuerzos sobre humanos para no comerme a esa rica verga de una vez . Hasta que no pude resistir mas y puse su tenso miembro a la entrada de mi vagina y lentamente, arrodillándome con suavidad, me lo introduje por completo. El Los dos gemimos y él incluso soltó un pequeño grito. Puse mis manos sobre sus hombros y, flexionando las caderas con suavidad, empecé a meter y a sacar aquel hermosa pene dentro de mí. - ¡Qué bien, qué gusto...! -decía yo una y otra vez. Él solo alcanzaba a abrir los ojos de vez en cuando para ver cómo su miembro se colaba en mi húmeda cuca. Mis tetas botaban al compás de aquel magnífico polvo... El ritmo se fue acelerando poco a poco. Su glande casi salía por completo de mi sexo y de repente volvía a entrar hasta el fondo. Mi culo chocaba contra sus muslos. Nuestras manos acariciaban nuestros cuerpos y su polla entraba y salía con un ritmo más acelerado dentro de vagina. Se paró de pronto y nos dimos la vuelta, poniéndome yo debajo de él. Le abracé la cintura con mis piernas y él clavó su pelvis contra mi sexo, perforándome de nuevo. Le tome su mano y la coloque en mi culto, entonces él empezó a hurgar en mi hoyito con su dedo medio. Yo ya estaba temblorosa, y le dije que lo hiciera. Metió muy despacio su dedo en mi culo mientras continuaba follándome con su verga. Su dedo entraba y salía dándome nuevo placer. Aquello fue un placer enorme y gemi bastante más fuerte. Estuvo embistiendo fuerte alternando con salirse y apoyar su verga en mis labios intentando no meterse. La última vez que lo hizo, yo empujé para abajo con fuerza para que entrará, y lo aprete con mis piernas, y entonces me cogio muy deprisa durante unos minutos más. Yo ya me había ido dos veces no pudiendo contener un grito fuerte que ya no me importó, gritando tan fuerte que debió oírlo mi prima y mi tía desde el pueblo a cinco kilómetros. Sus duras embestidas no tardaron en darme un nuevo orgasmo, y el se corrió con ganas en mi interior inundándome con su leche. Yo notaba el calor de su semen chocando contra las paredes de mi vagina. Nos quedamos abrazados unos minutos y unidos. - ¡Nunca olvidaré esto! - dijo - Que rica cogida me diste tio- contesté yo. Continuamos abrazados, guardando esas sensaciones de placer en nuestros ardientes cuerpos, seguimos juntos acariciándome. Al poco rato se fue a la ducha. Nos bañamos, lo hemos hechos en otras ocasiones incluyendo una vez en la playa, y cuando me penetro por el trasero, que les contare en otra ocasión. Chao espero que le guste mi relato y lo excite como me excito a mi recordar este extraordinario polvo. Si tienes algun comentario, quieres intercambiar relatos escribeme a mi direccion: marmarfi@terra.com.ve


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.